Cómo aplicar la ley de la atracción en tu vida

29 Sep

Mucho se ha escrito sobre la ley de la atracción y, en lo personal he percibido que se nos presenta como una fórmula casi mágica, supuestamente, tan fácil de utilizar como encender una luz, que la verdad es que cada vez que intentaba aplicarla en mi vida lo que conseguía era una mayor frustración al no poder materializar todas las cosas que se suponía iba a lograr con sólo desearlo o pensarlo.

Sin embargo, me di cuenta que algo sí se había movido en mi interior y comencé a reflexionar sobre cada cosa que sucedía en mi vida, y sobre la cuota de responsabilidad que yo misma tenía tanto en lo bueno como en lo no tan bueno. Comencé a verificar mis pensamientos y mis actitudes, y me di cuenta que, más que una fórmula para lograr mágicamente conseguir bienes económicos, salud o amor, se trata de una forma de vida que requiere constancia y dedicación, como todas las cosas que queremos perfeccionar en la vida.

Podemos nacer con innumerables talentos como cantar, bailar, escribir, dibujar, etc., sin embargo, si queremos ser profesionales en cada uno de estos campos, tendremos que estudiar y practicar mucho, y no pocas veces cometeremos errores, pero lo importante es aprender de los mismos y continuar mejorando cada día más.

Lo anterior significa que aplicar la ley de atracción en nuestras vidas, requiere de mucha paciencia y amor, para con nosotros mismos ya que hemos vivido, por muchos años, con un modelo o estilo de vida que ha regido nuestros pensamientos, palabras, acciones y omisiones, que no es fácil cambiar de la noche a la mañana.

Pienso que en eso radicaba mi error, en pensar que la famosa ley de atracción o bien era un fraude (lo cual era más fácil creer) o que nunca iba a funcionar para mí ya que no tenía alguna cualidad necesaria para ello (y en eso tenía razón pues esa era mi convicción y por tanto en eso estaba puesta mi fe), lo que motivaba que no fuera constante en sus principios y los abandonara cada vez que algo no resultaba conforme yo había creído desear.

No sé si el término “ley de atracción” es para algunos, tal y como yo pensé en algún momento de mi vida, algo esotérico e inalcanzable o algún método para estafar gente, y no pretendo convencer a nadie de lo contrario ya que por encima de todo debe respetarse la libertad de creer lo que a bien tengamos, sin embargo, el contenido de la misma no es incompatible con las creencias sobre la fe difundidas a lo largo del tiempo, y muy bien desarrollada por el Maestro Jesús cuando nos dijo claramente que si tuviéramos fe como un grano de mostaza le diríamos a un monte que se pasara de un lado a otro, y se pasaría, por lo que nada nos sería imposible (Mateo 17:20-21), lo que quiere decir que a cada cual se le dará según su fe.

Desde esa perspectiva, el primer paso importante para la aplicación de la ley de atracción o el desarrollo de la fe en nuestras vidas, dependerá del compromiso que adquiramos con nosotros mismos para ser mejores personas en beneficio nuestro y de todos los seres humanos que nos rodean, e incluso de todos los seres de la creación así como también del planeta entero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: