El hábito de planificar

12 Nov

Usualmente, vivimos la vida sin un timón, y vamos donde el viento nos lleve.

La verdad es que, aún cuando esa metodología de vida, pueda sernos útil en algún momento, nos convierte en personas irresponsables, en el buen sentido de la palabra, ya que requiere el menor esfuerzo de nuestra parte.

Si en algún momento te has sentido como barco a la deriva, perdida y sin orientación, y quieres cambiar tu vida, te contaré cómo fijarte metas y contar con un plan de acción para lograr tus sueños.

Es definitivo que soñar no basta para conseguir lo que queremos, y tal vez, en eso se han quedado cortos algunos predicadores de la Ley de Atracción, y aún cuando estoy convencida, que sus principios fundamentales son reales, y nos ayudan a obtener lo que deseamos, debemos movernos hacia ese objetivo, planificando cada paso que damos.

El autor del Best Seller, Piense y Hágase Rico, Napolén Hill, nos dice en su famoso libro que no basta querer la riqueza, sino que además es necesario planificar formas y medios para adquirirla. Con respecto a las características de un líder señaló que aquel “que tiene éxito debe planificar su trabajo, y trabajar su plan. Un líder que se mueve por conjeturas, a ojo, sin planes precisos, es comparable a un barco sin timón. Tarde o temprano acabará contra los arrecifes”.

Pregunta a cada persona de negocio exitoso que conozcas, y todos te dirán que cuentan con un plan de trabajo que les diga, una vez definido su objetivo, cómo lo va a hacer, así como también cuándo, dónde y con qué herramientas lo va a lograr.

Mi sugerencia, en esta oportunidad para ayudarte a planificar tus proyectos, es que sigas los pasos que te enumero a continuación:

1. Define tu proyecto. Contéstate qué quiero hacer. Analiza tu potencial, lo que más te gusta. Si no tuvieras que depender de un trabajo, cómo te gustaría ganarte la vida.

2. Dale un propósito a tu proyecto. La pregunta aquí es por qué lo quiero hacer. Aquí puedes analizar cómo este proyecto cambiará tu vida y cómo quieres que te vean los demás.

3. Establece un cronograma actividades. En esta oportunidad deberás centrarse en la forma cómo quieres llevar a cabo tu proyecto, qué tiempo vas a dedicar a diario, y cuánto te va a tardar cumplir la meta.

Finalmente, no dejes que la pereza ni el hábito de la inactividad te ganen la partida, pues de lo contrario no vas a cambiar tu realidad.

Entonces ¿qué esperas?, en estos momentos toma papel y lápiz y crea tu plan de acción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: