Archivo | Ley de Atracción RSS feed for this section

Cambia tus hábitos y Cambia tu vida

17 Dic

El ser humano es un ser de hábitos, y los buenos hábitos te conducirán hacia el éxito. Los malos hábitos te conducirán hacia una vida que oscila entre la mediocridad y el fracaso.

Te invito, en este momento a reflexionar sobre tus hábitos. ¿Cómo son tus hábitos? Si no sabes sigue leyendo para que puedas entender cómo los hábitos han influido en tu vida y cómo hacer para mejorarlos.

Si quieres hacer un cambio en tu vida, es porque no estás satisfecha con lo que has logrado hasta ahora, y por más que intentas no logras concretar tus sueños, metos u objetivos. Es posible que hayas intentado cambiar tu vida muchas veces, e inicies muy entusiamada, pero en poco tiempo te das cuenta que  sigues haciendo lo mismo y por lo tanto tu vida sigue igual.

Louise Hay, en el El Poder está Dentro de Ti, dice que comprendió que tenía el poder de cambiar su vida si estaba dispuesta a cambiar sus pensamientos y a dejar marchar los hábitos que la retenían en el pasado.

Para cambiar tus hábitos y convertirte en una ganadora, debes comprometerte a perseverar. Más importante que la forma en cómo lo vas a hacer es tu perseverencia, ya que de nada te sirve tener muchos conocimientos sobre el tema pero no haces absolutamente nada.

Te sugiero lo siguiente:

1. Analiza tus hábitos. Cada vez que has iniciado algo, pero no lo terminas ¿qué te lo ha impedido? ¿miedo? ¿pereza?

2. Detectado lo que te impide seguir adelante, vas a reemplazar mentalmente esa pauta de pensamiento por la pauta positiva. Es decir, si es miedo vas a pensar en ti como una persona valiente. Si es pereza vas a pensar en ti como una persona diligente.

3. Sé creativa y haz el cambio divertido. Busca imágenes, por ejemplo, de personas triunfando, de personas felices, de personas haciendo cosas pero con felicidad, y pégalas en tu cuarto. Esto dará información visual a tu cerebro sobre el éxito y la felicidad, lo que hará que el mismo te suministre información relacionada con esos sentimientos, cuando te enfrentes a situaciones en las que usualmente tenías el sentimiento contrario.

Es muy sencillo cambiar tu vida si cambias tus hábitos, pero es necesario constancia y dedicación, pero bien vale la pena, entonces, qué espera haz tu lista en este momento.

Ejecuta tu plan

16 Nov

Una vez cuentes con un plan de acción para cambiar tu vida, y realizar tus proyectos, debes convertirte en una emprendedora e iniciar su ejecución.

Si eres de las que tienes grnades ideas, pero te quedas a la hora de ejecutar, te recomiendo seguir unos cuantos pasos que a mi me han dado resultado.

Lo primero que debes detectar es la razón por la cual no ejecutas tu plan, y es que probablemente tienes miedo, lo que quebranta tu fe, que es la primera enseñanza de la ley de atracción, primordial para cambiar tu vida.

Tener fe te  pone en un estado superior de ganadora antes de lograr el éxito, es vivir motivada y segura que lo vas a lograr, no importa los obstáculos, vas a llegar. Esto es similar a conducir un vehículo, que en este caso llevarías el timón de tu vida, te sientas detrás del volante, sabes a dónde  quieres ir, y conduces, no tienes que ver físicamente la meta, la tienes en tu mente y eso te hace conducir, a veces por calles conocidas, a veces experimentas, pero llegas.

Roque Schneider, autor de El Valor de las Pequeñas Cosas, te dice que “Todo depende de ti. El gran arte de la vida es hacer de tu vida una obra de arte. Aunque no escribas libros eres el escritor de tu vida. Aunque no entiendas de cine, de cámaras, tu existencia puede transformarse en un filme primoroso, con Dios como co director”.

Carlos Gallego, un líder de los negocios por internet, en un curso motivacional denominado El Miedo te Paraliza, te dice que “si vives la mayor parte de tu vida con miedo no vas a tener éxito, porque el miedo domina todas las demás emociones.”

Así, si tienes miedo a ejecutar tu plan, porque no te crees capaz, porque si fracasas la gente se va a reir, no sólo estás poniendo vibraciones negativas que no te van a dejar cambiar tu vida, sino que además vas a dejar de hacer las cosas, y nunca tendrás la oportunidad de construir y alcanzar tu sueño.

Lo que te puedo sugerir en esta ocasión es lo siguiente:

1. Reafirma tu fe, en ti y en tus capacidades. Puedes hacer afirmaciones diarias. “Estoy logrando mi sueño”, por ejemplo. Repítela una y otra vez, todas la veces que puedas.

2. Da el primer paso. No importa, si no tienes experiencia, por algo se empieza.

3. Presta atención a los comentarios positivos. No permitas que nadie te haga dudar. Si escuchas un comentario negativo, puedes preguntar y ¿cómo lo harías tú?

Lo más importante, es que en este momento te decidas y ejecutes tu plan.

El hábito de planificar

12 Nov

Usualmente, vivimos la vida sin un timón, y vamos donde el viento nos lleve.

La verdad es que, aún cuando esa metodología de vida, pueda sernos útil en algún momento, nos convierte en personas irresponsables, en el buen sentido de la palabra, ya que requiere el menor esfuerzo de nuestra parte.

Si en algún momento te has sentido como barco a la deriva, perdida y sin orientación, y quieres cambiar tu vida, te contaré cómo fijarte metas y contar con un plan de acción para lograr tus sueños.

Es definitivo que soñar no basta para conseguir lo que queremos, y tal vez, en eso se han quedado cortos algunos predicadores de la Ley de Atracción, y aún cuando estoy convencida, que sus principios fundamentales son reales, y nos ayudan a obtener lo que deseamos, debemos movernos hacia ese objetivo, planificando cada paso que damos.

El autor del Best Seller, Piense y Hágase Rico, Napolén Hill, nos dice en su famoso libro que no basta querer la riqueza, sino que además es necesario planificar formas y medios para adquirirla. Con respecto a las características de un líder señaló que aquel “que tiene éxito debe planificar su trabajo, y trabajar su plan. Un líder que se mueve por conjeturas, a ojo, sin planes precisos, es comparable a un barco sin timón. Tarde o temprano acabará contra los arrecifes”.

Pregunta a cada persona de negocio exitoso que conozcas, y todos te dirán que cuentan con un plan de trabajo que les diga, una vez definido su objetivo, cómo lo va a hacer, así como también cuándo, dónde y con qué herramientas lo va a lograr.

Mi sugerencia, en esta oportunidad para ayudarte a planificar tus proyectos, es que sigas los pasos que te enumero a continuación:

1. Define tu proyecto. Contéstate qué quiero hacer. Analiza tu potencial, lo que más te gusta. Si no tuvieras que depender de un trabajo, cómo te gustaría ganarte la vida.

2. Dale un propósito a tu proyecto. La pregunta aquí es por qué lo quiero hacer. Aquí puedes analizar cómo este proyecto cambiará tu vida y cómo quieres que te vean los demás.

3. Establece un cronograma actividades. En esta oportunidad deberás centrarse en la forma cómo quieres llevar a cabo tu proyecto, qué tiempo vas a dedicar a diario, y cuánto te va a tardar cumplir la meta.

Finalmente, no dejes que la pereza ni el hábito de la inactividad te ganen la partida, pues de lo contrario no vas a cambiar tu realidad.

Entonces ¿qué esperas?, en estos momentos toma papel y lápiz y crea tu plan de acción.

Mujer lidera tu vida

10 Nov

La palabra liderazgo nos hace pensar en una característica que sólo poseen algunos seres extraordinarios, lo que a veces puede desanimarnos. No obstante, la vida está llena de ejemplos de personas ordinarias que se convierten en personas de éxito y  en los grandes líderes que muchos querrán seguir.  

Quiero compartir contigo algunas recomendaciones para iniciar ese camino hacia el liderazgo, comenzando con liderar tu  vida, siendo primordial que encuentres tu propósito de vida y fijes una meta a cumplir.

La forma más comercial de presentar la Ley de la Atracción resalta el deseo como llave mágica para cambiar tu vida y hacer realidad tus sueños, y aunque ello es importante para tener un norte, hay mucho más en esa ley que atender. Imagínate, por ejemplo, que deseas tomar agua, la experiencia nos enseña que no basta con ese deseo para satisfacer nuestra necesidad, pero eso nos pone en movimiento para conseguirlo, así te dispones a ir por un vaso con agua, tomarlo en tus manos y dirigirlo hacia tu boca, pues el agua no va a saltar sola.

Uno de mis autores favoritos, Wayne W. Dyer, en su libro El Poder de la Intención, resalta  que “Mantener un propósito es lo que consiguen las personas que llegan más lejos en la autorrealización en el viaje de la vida”, no obstante, este autor nos señala que mucha gente “apenas tienen ese sentido de propósito e incluso pueden dudar de que exista tal cosa en su vida”.

El propósito de vida solo puedes encontrarlo tú, y una vez lo encuentres sólo tú puedes trabajar por hacerlo realidad.

Hay personas que no creen en un poder superior, es decir en Dios, y es una elección que debemos respetar, pero en lo personal he elegido a Dios como mi creador y fuente infinita de toda abundancia y sabiduría, por tanto, tengo el convencimiento que el servicio a los demás, que puede darse desde distintas perspectivas, orienta mi propósito de vida.

El libro que antes mencionara, de Wayne W. Dyer, y que te recomiendo leer, sugiere diez maneras de llevar a cabo la intención de vivir con un propósito, de las cuales te expongo sólo cinco por razones de espacio:

1. Declara que en un sistema inteligente nadie aparece por causalidad, ni tampoco tú.

2. Aprovecha cualquier ocasión, por pequeña que sea, para poner tu vida al servicio de los demás.

3. Medita para mantener tu propósito.

4. Mantén tus pensamientos y sentimientos en armonía con tus actos.

5. Mantente en estado de gratitud.

Analiza ahora mismo cuál es tu propósito de vida para que te conviertas en tu líder personal.

Emprendiendo el cambio

8 Nov

Quisiera resolver tus problemas, quisiera cambiarte la vida y que tengas todo lo que has deseado. Sin embargo, el poder y la fuerza para ello te fue concedido sólo a ti.

Voy a darte algunos consejos que te pueden ayudar a emprender el cambio, pero sólo tú puedes hacerlo posible. Que a veces te ha ganado la pereza, la timidez, el miedo, la soberbia, eso es otra historia. Pero todo lo puedes lograr. Dios, la fuente infinita, el universo, cómo lo quieras llamar, así lo dispuso. En mi caso elijo creer en Dios como el responsable de todos mis dones, de todos mis talentos, de todas mis oportunidades, pero también elijo ser la responsable del uso que les doy.

Puedes cambiar cualquier cosa de tu vida que no te guste, pero tienes que comprometerte, tienes que ser una emprendedora. Recuerda la parábola de los talentos (Mateo 25: 14-30) que nos narra la historia de aquel hombre que antes de marcharse dio talentos a sus siervos, y cuando volvió enalteció a los que habían doblado el dinero, en tanto que despreció a aquel que lo había guardado para no perderlo. Usa tus talentos, no los escondas, pues como dijo el gran genio Albert Einstein “Nada ocurre hasta que algo se mueve”.

De acuerdo con la ley de la atracción hay que tener una visión clara de lo que queremos, y esa visión inicia con un sueño, no obstante, hay que vibrar en esa sensación, no basta con tener el sueño y la visión definida, hay que respirarla, oírla, verla, escucharla, saborearla, en fin vivirla  con todas las células del cuerpo. No puedes quedarte sentada, tienes que moverte, dejar atrás el hábito de posponer. Sí, aunque no lo creas, es un hábito, y debes reemplazarlo por el hábito de la proactividad.

De acuerdo con Stephen Covey, autor de “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, la proactividad “No significa sólo tomar la iniciativa. Significa que, como seres humanos, somos responsables de nuestras propias vidas”… “Tenemos la iniciativa y la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan”.

Entonces, te invito a dar algunos pasos para dominar el hábito de la proactividad:

1. Define tu sueño y crea una visión clara. Si tu sueño es libertad económica, por ejemplo, visualízate abundante.

2. Comienza a moverte. Analizar posibilidades, es un buen comienzo. Analiza posibilidades de mejorar tu condición laboral o conseguir otro empleo.  

3. Lánzate a la aventura. Por ejemplo, mejora tus habilidades en tu área de trabajo y aprende algo nuevo.

Vamos, decídete ahora mismo a dar el primer paso.

Cómo cambiar a los demás para mejorar tu vida

7 Nov

Si te llamó la atención el título, déjame decirte que esto no es posible si no cambias tú primero.

Así como lo lees, cambiar tu vida, mejorarla, ser feliz depende de ti. La Ley de Atracción nos dice que nuestra vida es producto de nuestros pensamientos, y eso implica cuidar lo que ponemos en nuestra mente.

El contenido de este artículo busca ayudarte a entender por qué alcanzar la felicidad no tiene nada que ver con que los demás o las circunstancias cambien.

¿Cuántas veces no te has sorprendido molesta o deprimida por alguna acción de los demás? Si mi esposo cambiara, si me jefe fuera diferente, si los demás me quisieran…

Nos domina la pereza y la irresponsabilidad por nuestros actos. No nos gusta esforzarnos, no analizamos las situaciones de forma objetiva para encontrar soluciones, sino para auto compadecernos. Me dirás que algunas no pueden ser cambiadas….entonces, cambia de actitud.

Si sufrimos por alguien, es que le hemos dado poder sobre nosotros. Eleonor Roosvelt, Defensora de Derechos Sociales, dijo en una ocasión “Nadie puede hacernos sentir inferiores sin nuestro consentimiento”.

Es que es el jefe y me puede despedir, me dirás. Entonces reconoce que tu empleo lo has elegido tú, analiza posibilidades, busca uno nuevo o crea tu propia empresa, pero primero cambia de actitud y valora tu dignidad como persona pues siempre encontrarás personas que quieran hacerte sentir inferior, agradece la oportunidad para realizar cambios positivos en tu vida.

El autor Dennis Prager, en su libro A la Conquista de la Felicidad, nos explica que ser infelices es lo más fácil, en cambio la felicidad es algo por lo que debemos trabajar constantemente. Muchas personas “piensan que no pueden controlar su propia felicidad a través del esfuerzo (principalmente por controlar nuestra naturaleza) y al alcanzar la sabiduría (esto es, desarrollando una actitud mental que nos permita evitar la desesperanza).”

Los pasos que pueden aplicarse en la búsqueda de la felicidad los he tomado del libro Dinámica del Método Silva de Control Mental, de José Silva y Burt Goldman:

1. Si te agrada una cosa, disfrútala.

2. Si no te agrada una cosa, evítala.

3. Si no te agrada una cosa y no puedes evitarla, cámbiala.

4. Si no te agrada una cosa, no puedes evitarla o no quieres cambiarla, acéptala cambiando tu punto de vista.

Analiza ahora mismo las circunstancias que crees te roban la felicidad, y aplica estos simples pasos.

Ley de atracción para emprendedoras

3 Nov

Las emprendedoras saben que se requiere algo más que un simple deseo para la materialización de sus sueños y consecuentemente para cambiar su vida, por lo que no se conforman con sólo visualizar sus metas.

Ahora bien, ¿te has preguntado por qué razón la famosa ley de atracción no te ha funcionado como lo prometen sus difusores, pero algo te dice que sus principios tienen lógica?

Creo entonces que debes leer este pequeño artículo que te permitirá poner en orden tus ideas y darle una nueva perspectiva a la ley de atracción, en orden a que puedas seguir tus sueños y formes parte de la comunidad de emprendedoras que alcanzan el éxito.

Lo que siempre me digo a mi misma es que la visualización sin acción no funciona, sin embargo, ella me da un norte hacia donde debo caminar. Así, emprendo mis actividades con una clara imagen de lo que quiero, es como tener un faro al final del camino, o es como tener mi propia estrella del norte en medio del diario navegar por la vida.

Lo anterior me motiva luego a buscar las mejores rutas para llegar a ese fin y caminar por ellas. Confieso que a veces no tengo idea cómo lo voy a lograr, pero lo que tengo claro es que lo voy a lograr, pero sé que tengo que ponerme en marcha si quiero cambiar mi vida y no ser una más del montón.

En una oportunidad, en un Seminario con María Elvira Pombo, terapeuta de ángeles colombiana, le preguntaba cómo el sólo hecho de visualizar mi meta me podía ayudar si no tenía idea de qué acciones tomar, y la respuesta que obtuve, aunque en ese momento no la entendí, era que debíamos abandonarnos a las posibilidades, una vez fijado el sueño o la meta teníamos que estar atentos a las oportunidades, siempre llegan.

Los pasos que quiero compartir contigo, no son de mi autoría, pero me han servido de guía.

De acuerdo con Peter Drucker del Harvard Business Review, todo ejecutivo eficaz sigue ocho reglas sencillas, que puedes aplicar:

1. Pregúntate ¿qué hay que hacer?

2. Pregúntate ¿Qué le conviene a la empresa?

3. Desarrolla planes de acción.

4. Asume la responsabilidad de tus decisiones.

5. Asume la responsabilidad de comunicar.

6. Céntrate en las oportunidades en vez de los problemas.

7. Conduce reuniones productivas.

8. Piensa y actúa pensando en “nosotros” en vez de “yo”.

Te invito a reflexionar en estos momentos sobre estos sencillos pasos, comenzar tus empresas con una meta definida, y caminar hacia ella.

Atrayendo el dominio del tiempo

1 Nov

¿Cuántas veces no has sentido el famoso estrés? Ya sea porque vas tarde, porque crees que no te alcanza el tiempo, o porque crees que no podrás lograrlo.

En fin, existen muchas situaciones en la vida que te van a generar estrés, y si a eso le agregamos, las dificultades propias de cada género creo que necesitaríamos varios días para detectarlas.

El tema que hoy quiero abordar es la falta de tiempo como causa generadora de estrés, e igualmente quiero compartir contigo algunos pasos que me han dado resultado y que podrían ayudar a liberarte. 

El estudio del estrés se remonta a los años 30, época en la que un estudiante de medicina de la Universidad de Praga, Hans Selye, observó que todos los enfermos, en general, presentaban una serie de síntomas comunes: pérdida de apetito, insomnio, etc., a lo que le llamó el Síndrome de estar enfermo.

Es importante liberarse del estrés ya que, desde un punto de vista médico, está comprobado que afecta al organismo, produciendo depresión o ansiedad, molestias estomacales, dolores de cabeza, insomnio, taquicardia, entre otros síntomas.

En mi experiencia personal, me había inculcado la creencia que el tiempo no me alcanzaba para nada, lo que me generaba estrés innecesario y bloqueaba mi productividad.

Me sentía llena de trabajo, y si a eso le sumamos que a la vez estudiaba y sacaba adelante un hogar, realmente me sentía angustiada. No obstante, me di cuenta que llevaba una vida desordenada y que perdía mucho tiempo valioso, por lo que me propuse dominar mi tiempo.

Algunos pasos que puedo recomendarte son los siguientes:

1. Planifica tu día. Comienza con una visión clara. Cada mañana planifica lo que vas a hacer durante el día, anótalo en tu agenda, esto te asegura no olvidar nada importante. Si puedes hacerlo la noche anterior, mejor.

2. Hazte una imagen mental del día que planificaste y tómate el tiempo para repasarla. Nuestra mente funciona mejor cuando le damos una imagen que cuando lee una simple lista de actividades.

3. Asigna las horas de mayor productividad a las actividades relevantes. En mi caso personal utilizo las horas de la mañana.

4. Elimina actividades innecesarias, como chatear por el Messenger.

5. Programa pausas activas durante tus sesiones de trabajo. Entre una hora y otra, por ejemplo, suspende unos minutos para que te estires y permitas a tu cuerpo descansar un poquito.

Ahora comienza a planificar tu día, analiza tus actividades más importantes y asígnales tus horas más productivas.

Mujeres emprendedoras

31 Oct

La palabra emprendedora, de acuerdo con la Real Academia Española, describe a una persona “que emprende con resolución acciones dificultosas o azarosas”.

¿Cuántas veces has emprendido alguna tarea? o ¿es usual que te quedes en tu zona de comodidad y no te muevas?

Me gustaría abordar contigo la causa primordial que nos paraliza, y por tanto, nos impide ser emprendedoras, a la vez que quisiera hacerte algunas recomendaciones para vencerla.

La causa de la que te hablo es el miedo, y en el caso de las mujeres nos toca luchar contra prejuicios y estereotipos que hacen más difícil lanzarnos hacia una meta.

Recuerdo que en una oportunidad, me encontraba en una meditación guiada en la que mi mente comenzó a buscar imágenes, y vi mentalmente algo que me incomodó, pero que tiempo después entendí que era la visión más elocuente que había tenido.

Me vi a mi misma como una momia. ¡Sí, como esas de las películas, envuelta en trapos y tendida sobre una mesa! Comprendí que vivía paralizada por el miedo, y comencé a reflexionar sobre los motivos: falta confianza, auto compasión, miedo al que dirán, en fin, tenía miedo de tantas cosas pero sería inútil nombrarlas.

No obstante lo anterior, también me di a la tarea de “hacer algo por mí” y sacarme de ese letargo, no sólo reconociendo que quería cambiar mi vida, sino tomando acciones concretas y fijando metas, aunque no supiera cómo llegaría a ellas, sabía que lo lograría.

Decidí, entonces, seguir el consejo que Martin Luther King, gran activista de derechos civiles, dio un día a la humanidad. El nos dijo: “Da tu primer paso con fe, no es necesario que veas la escalera completa, solo da tu primer paso con fe”.

Mis recomendaciones para vencer el miedo a emprender, son las siguientes:

1. Decide cambiar tu vida. Nuestras acciones comienzan con una decisión. Decidimos movernos o quedarnos quietos.

2. Fija tus metas en tu mente. Jennifer Kushell, fundadora y presidenta de The Young Entrepreneurs Network, nos invita a imaginar nuestra vida perfecta, y a tomar un par de minutos, cerrar los ojos y recrear la imagen mentalmente.

3. Camina hacia tu meta. Una vez tengas en mente tu meta, ponte en movimiento, poco a poco (instrúyete, lee, únete a gente con tus mismos intereses, etc.)

Finalmente, lo más importante de todo, inicia hoy, ahora mismo, cambia tu vida y conviértete en emprendedora.

La adversidad como oportunidad para cambiar tu vida

28 Oct

En no pocas ocasiones cuando pasamos por malas experiencias, adoptamos el papel de la víctima, y nos auto compadecemos, sin  entender que en esa situación podemos encontrar una gran  lección de vida.

Hoy quisiera compartir contigo, una hermosa historia que te permitirá entender las oportunidades que las adversidades traen consigo para hacer cosas grandes y honrar la vida, y así atraer experiencias buenas incluso de los momentos que parecen malos.

La historia que te digo no es mía, la leí en un hermoso libro de Paulo Coelho titulado La Quinta Montaña,  en el que el autor nos habla del profeta Elías, transportándonos a un mundo antiguo en el que el héroe del cuento sufre una serie de percances, incluyendo la muerte de un ser amado, no obstante, logró comprender que todo tenía un propósito y que estamos hechos para elegir nuestro destino y no para ser autómatas.

El libro inicia con un Elías defraudado por su Señor, quien lo había abandonado en las manos de su enemigo,  no obstante, pronto descubre que incluso en las adversidades Dios está presente, pues de otra forma no podría llamarse Todopoderoso, y una y otra vez hace su voluntad.

 Ahora bien, mientras más hacía Elías por complacer a su Dios, no podía comprender que, en lugar de recibir bien, recibía duros golpes, y no pudo evitar que el pueblo de su amada fuera destruido, junto con ella. Pero, a pesar de sentirse derrotado, reflexionó sobre su vida, llegando a la conclusión que por haber aceptado su misión sin discutir, se había comportado como todos aquellos que nunca han tomado una decisión importante en su vida.

“Había huido de la duda. De la derrota. De los momentos de indecisión. Pero el Señor era generoso y lo había conducido hasta el abismo de lo inevitable, para mostrarle que el hombre precisa escoger y no aceptar su destino”.

Al entender esto, Elías rezó, reconoció que había luchado contra el Señor, pero que había descubierto que estaba en su camino porque así lo deseaba, y no porque le fuera impuesto por sus padres, por las tradiciones de su tierra o por Dios mismo, y en honor a su gran amor, fue capaz de reconstruir la ciudad entera. Y fue bendecido.

Hoy mi mejor consejo es:

1. Lee este maravilloso libro.

2. Disfruta cada página.

3. Reflexiona sobre su contenido.

Ahora, te invito a la librería más cercana a buscar un ejemplar de este libro y a dejarme un comentario al respecto.